TERCER ÍNDICE ANUAL NUTANIX ENTERPRISE CLOUD

Las empresas emprenden un viaje hacia la estructura de TI híbrida

LAS EMPRESAS EMPRENDEN UN VIAJE HACIA LA NUBE HÍBRIDA

de los encuestados afirmaron que la COVID-19 ha hecho que la estructura de TI se vea en sus organizaciones desde un punto de vista más estratégico

de los encuestados consideran que la nube híbrida es su modelo operativo ideal

de los encuestados que actualmente ejecutan una infraestructura on-premise han implementado o piensan implementar una infraestructura hiperconvergente

Antecedentes y objetivos de la investigación

Por tercer año consecutivo, Nutanix ha encargado una investigación para conocer el estado de las implementaciones y los planes de adopción globales de la nube empresarial. A mediados de 2020, el investigador británico Vanson Bourne encuestó a 3,400 responsables de TI alrededor del mundo, preguntándoles acerca de dónde ejecutan sus aplicaciones empresariales al día de hoy, dónde piensan ejecutarlas en el futuro, cuáles eran sus desafíos en la nube y cómo sus iniciativas en la nube se comparaban con otros proyectos y prioridades de TI. Este año, también se preguntó a los encuestados sobre el impacto de la pandemia de COVID-19 en las decisiones actuales y futuras sobre la infraestructura de TI y cómo la estrategia y las prioridades de TI podrían estar cambiando a causa de la misma.

La base de encuestados del tercer informe anual ECI abarcó múltiples sectores, tamaños de empresas y las siguientes zonas geográficas: América, Europa, Oriente Medio y África (EMEA) y la región Asia Pacífico (APJ).

Hallazgos clave

1

La mayoría de las empresas han emprendido un viaje para alcanzar su modelo operativo de TI preferido: la infraestructura de nube híbrida.

Los encuestados a nivel mundial señalan que han dado los primeros y más importantes pasos para ejecutar con éxito un entorno de nube híbrida, que es el modelo operativo ideal para el 86% de ellos. Estas medidas incluyen la adopción de una infraestructura hiperconvergente (HCI) en sus centros de datos y el desmantelamiento de centros de datos no habilitados para la nube en favor del uso de nubes privadas y públicas. Los encuestados también dijeron ejecutar un modelo mixto de nube privada, nube pública y centro de datos tradicional más a menudo que cualquier otro (26%), lo que probablemente constituye un escalón hacia un entorno de nube híbrida completamente integrado.

2

Los equipos de TI de todo el mundo están planificando cambios sustanciales en la infraestructura.

Prevén un aumento de las implementaciones de nube híbrida de más de 37 puntos porcentuales en los próximos cinco años y una respectiva caída de 15 puntos en los centros de datos no habilitados para la nube.

3

Los resultados empresariales estratégicos están impulsando el cambio mucho más que la economía.

Los encuestados afirmaron que los principales motivos para modificar sus infraestructuras de TI son la obtención de un mayor control de sus recursos de TI (58%), conseguir la flexibilidad para cumplir con los dinámicos requisitos empresariales (55%)y la mejora en la atención a clientes y trabajadores remotos (46% respectivamente). Por el contrario, solo el 27% mencionó la reducción de costos como motor de cambio.

4

Los encuestados que ejecutan nubes híbridas planean enfocarse en impulsar un impacto empresarial positivo como resultado del COVID-19.

Las empresas que ejecutan entornos de nubes híbridas son más propensas que aquellas que utilizan otros modelos de implementación a afirmar que están planeando hacer su organización más ágil y buscar formas de ser más competitivas como resultado del COVID-19. Además, también es más probable que ofrezcan opciones de trabajo flexibles y que fortalezcan sus planes de continuidad del negocio a causa de la pandemia. Esta constatación implica que una infraestructura de nube híbrida les proporciona una posición más favorable para lograr estos objetivos respecto a otras configuraciones.

5

La pandemia mundial ha incrementado la importancia de la estructura de TI y ha impulsado la adopción de la nube.

Más de tres cuartos (76%) de los encuestados declararon que el COVID-19 ha hecho que la estructura de TI se considere de forma más estratégica en sus empresas. Además, el 46% de los encuestados manifestaron que aumentaron sus inversiones en la nube híbrida como resultado directo de la pandemia.

6

Las empresas dependen cada vez más de múltiples nubes públicas para satisfacer sus necesidades.

Entre aquellas que utilizan nubes públicas, el 63% de los encuestados utilizan dos o más nubes públicas, o multinube. Los encuestados esperan que este número se incremente hasta el 71% en los próximos 12 meses. Esto indica que las empresas están buscando la flexibilidad que ofrecen los distintos proveedores de nubes públicas.

Panorámica:

EN PLENA PANDEMIA, LOS EQUIPOS DE TI SE PREPARAN PARA LA INFRAESTRUCTURA DE NUBE INTEGRADA

Durante tres años consecutivos, la mayoría de los profesionales de TI mundiales encuestados para el Índice Enterprise Cloud (ECI) han clasificado las nubes privadas y públicas integradas (llamadas nubes híbridas) como su modelo operativo de TI preferido. Este año, el 86% de los 3,400 encuestados del ECI coincidió en que la nube híbrida es el "modelo operativo de TI ideal para mi organización". El porcentaje de encuestados que se ha mostrado de acuerdo con esta declaración ha variado del 85% al 91% de todos los encuestados mundiales en los tres años en que se ha llevado a cabo la encuesta del ECI.

Estado de las implementaciones de nubes híbridas

El entusiasmo de las empresas por el modelo de TI híbrido ha sido enorme durante las tres ediciones de la investigación, aunque la mayoría de las empresas todavía tienen dificultades para adoptarlo plenamente. Entre los motivos, que se analizan a continuación, se encuentran la falta de madurez de las herramientas de gestión de la nube, la escasez de talento calificado en plataformas de nube distintas, las tendencias económicas y regulatorias y la necesidad de depreciar o migrar la infraestructura tradicional. Estos problemas han contribuido a mantener prácticamente invariables las implementaciones de nubes híbridas hasta la fecha (Gráfica 1).

Gráfico 1. Planes de nube híbrida frente a implementaciones reales en una comparativa anual

Cabe señalar que en la tercera encuesta anual ECI se preguntó si los encuestados ejecutaban entornos exclusivamente híbridos (con exclusión de todos los demás tipos de nubes y centros de datos). Es posible que, además del aproximadamente 12% que solo ejecuta infraestructuras de nubes híbridas, algunos otros encuestados también puedan estar operando infraestructuras de nubes híbridas integradas junto con otros tipos de infraestructura.

Transición con nuevas inversiones en la nube

La mayoría de las empresas indican que se encuentran en proceso de transición a una infraestructura de nube híbrida. Las nubes híbridas requieren que las empresas inviertan en nubes, tanto privadas como públicas, que, en última instancia, se integran con políticas comunes de gestión y seguridad y permiten la portabilidad de las aplicaciones entre sí. Los encuestados del tercer informe anual ECI indicaron un progreso significativo en cuanto a la creación de nubes privadas, el desmantelamiento de centros de datos no habilitados para la nube y el incremento general de sus inversiones en la nube.

Sin embargo, para las empresas más antiguas y consolidadas, las transiciones no suceden de la noche a la mañana. "Si su empresa tiene más de 20 años de historia, la migración a la nube se vuelve costosa, porque invierte en nuevos recursos para luego descubrir que no puede desactivar algunos elementos del sistema tradicional", comenta Dominic Maidment, arquitecto tecnológico de Total Gas and Power Ltd en Red Hill, Surrey, Inglaterra. "No todo se traslada al nuevo entorno. Y, tanto si está creando una nueva plataforma como realojando o recomprando [usando SaaS], todavía tiene que personalizar, mover datos e integrar el viejo y el nuevo mundo hasta estar listo para lanzarse. Es un cambio considerable, así que el valor de operar en el nuevo entorno tiene que quedar muy claro. Creo que estos son algunos de los motivos por los que muchos están fracasando al implementar la nube híbrida".

Impedimentos para su adopción

Además, existen algunos otros problemas que siguen frenando temporalmente el ritmo de las implementaciones de nubes híbridas:

El resto de este informe examina más de cerca los planes de nubes, las motivaciones y los desafíos de empresas globales, así como fenómenos relacionados que afectan al futuro de su infraestructura de TI.

Los estándares dejan que desear. Si dedico tiempo a averiguar cómo funciona Azure, por ejemplo, me quedaré ahí, porque se necesita demasiado tiempo para aprender múltiples plataformas de nube propietarias.

Joe Kaplovitz, CTO, Kaplan Companies, Highland Park, Nueva Jersey, EE. UU.

LA PROMESA HÍBRIDA

¿Por qué la opción de una infraestructura de nube híbrida sigue ocupando un lugar tan alto en los departamentos de TI de las empresas? Las respuestas del tercer informe anual ECI indican que el atractivo no solo reside en el recorte de gastos, que fue el primer factor que incentivó la adopción del cloud computing hace una docena de años.

Mejora de los resultados empresariales

Los encuestados afirmaron que se están alejando de sus actuales modelos de implementación de TI, ante todo, para lograr mejores resultados empresariales. Concretamente, consideran que obtendrán la flexibilidad para:

satisfacer mejor los requisitos empresariales (55%)

mejorar la atención a los clientes (46%) y teletrabajadores (46%)

lograr una mayor seguridad de los datos (40%)

El ahorro de costos ha perdido fuerza como motor de cambio: tan solo el 27% de los encuestados lo citó como una razón para cambiar sus modelos operativos de TI.

¿Por qué las empresas asocian estos beneficios empresariales con una infraestructura de nube híbrida? La respuesta podría estar en definir qué es y qué hace una auténtica nube híbrida.

Optimización del lugar de ejecución de las cargas de trabajo

Las empresas globales hace tiempo que han apostado fuerte por la nube y declaran constantemente que quieren la libertad de ejecutar cargas de trabajo en la infraestructura de nube que mejor se adapte a ellas en base a criterios fluctuantes. La "mejor" ubicación, entonces, podría determinarse dinámicamente por el coste, los requisitos de cumplimiento, las presiones del tiempo de comercialización, los aumentos de actividad de procesamiento que requieren capacidad a demanda, y otras variables empresariales o tecnológicas.

La nube ideal podría ser privada o pública, y las empresas quieren tener la agilidad para mover cargas de trabajo entre ellas a medida que los requisitos cambian. Juntas, las infraestructuras de nubes privadas y públicas que son capaces de soportar esta fluidez con una gestión común y una seguridad uniforme pueden ofrecer lo que la mayoría considera el modelo operativo ideal y proporcionar las ventajas de una infraestructura de nube híbrida. Hacen que las fronteras entre los entornos de nube sean casi invisibles tanto para los usuarios como la estructura de TI.

Preparadas para el crecimiento

En la actualidad, poco menos del 12% de las empresas globales manifiesta que ejecutan una nube híbrida y ninguna otra infraestructura de TI. No muchas más (tan solo un 18%) todavía ejecutan exclusivamente centros de datos tradicionales no habilitados para la nube. Un mayor número de empresas declara que ejecutan modelos de infraestructura mixtos y nubes privadas. Por lo general, se trata de empresas que se encuentran en un viaje transitorio hacia la nube híbrida y que primero adoptan elementos de la nube híbrida con el fin de integrarlos en el futuro.

Aunque la implementación de la nube híbrida todavía se encuentra en una fase inicial, las empresas globales siguen siendo ambiciosas: manifiestan que tienen la intención de hacer crecer el uso exclusivo de la nube híbrida hasta el 49% en un periodo de tres o cinco años. Para entonces, solo un 2% de los encuestados mundiales tiene la intención de seguir ejecutando exclusivamente centros de datos tradicionales no habilitados para la nube (Gráfica 2).

Gráfico 2. Modelos de infraestructura de TI actuales y previstos*